Aprobara la FDA la marihuana medicinal?
Información

¿Por qué la FDA no ha aprobado la marihuana como medicina?


La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos aún no ha reconocido ni aprobado la planta de marihuana como medicina.
Sin embargo, el estudio científico de las sustancias químicas de la marihuana, llamadas cannabinoides, ha llevado a la aprobación por parte de la FDA de dos medicamentos en forma de píldora que contienen cannabinoides. Es posible que a medida que continúan las investigaciones se aprueben más medicamentos.

Dado que la planta de marihuana contiene sustancias químicas que pueden ser útiles para tratar una amplia variedad de enfermedades y síntomas, muchos sostienen que se debería legalizar su uso con fines medicinales. De hecho, cada vez son más los estados que han legalizado la marihuana para uso medicinal.

No obstante, la FDA exige la realización de estudios rigurosos (ensayos clínicos) en cientos y hasta miles de personas para determinar los beneficios y los riesgos de un posible medicamento. Hasta el momento, los investigadores no han realizado suficientes ensayos clínicos a gran escala que demuestren que los beneficios de la planta de marihuana (no de sus ingredientes cannabinoides) superan los riesgos en los pacientes para quienes se indica el tratamiento.

¿Legalizar lamarihuana para uso medicinal podría reducir el consumo de los opioides de con receta?

Algunos estudios preliminares sugieren que la legalización de la marihuana medicinal podría estar asociada con una disminución del uso de opioides recetados y muertes por sobredosis, pero los investigadores aún no tienen suficiente evidencia para sustentar esta conclusión. Por ejemplo, un estudio financiado por el NIDA sugirió la existencia de una conexión entre la legalización de la marihuana medicinal y una menor cantidad de muertes por sobredosis de opioides recetados.1 Pero el estudio no demostró que la legalización de la marihuana medicinal haya sido la causa de la disminución de las muertes ni que los pacientes que toman medicamentos para controlar el dolor hubieran modificado su comportamiento de ingestión de fármacos

El CBD y la epilepsia infantil

También hay un interés creciente en el cannabidiol químico de la marihuana (CBD) para el tratamiento de ciertas enfermedades como la epilepsia infantil, un trastorno que provoca convulsiones violentas en los niños. Por lo tanto, los científicos han estado cultivando especialmente plantas de marihuana y produciendo CBD en forma de aceite con fines terapéuticos. Estas drogas no son populares para el consumo recreativo porque no producen euforia ni alteran la mente.

El organismo también produce sus propios compuestos químicos cannabinoides. Estos compuestos cumplen una función en la regulación del placer, la memoria, el pensamiento, la concentración, la coordinación motriz, la percepción del tiempo, el apetito y el dolor, además de los sentidos (gusto, tacto, olfato, oído y vista).

¿La edad o problemas de salud y los riesgos de la marihuana?

El uso medicinal de la marihuana que han aprobado algunos estados es una práctica relativamente nueva. Por esa razón, los efectos de la marihuana en las personas que están debilitadas por la edad o por alguna enfermedad no se conocen totalmente todavía. Las personas mayores y quienes sufren de enfermedades como el cáncer o el sida podrían ser más vulnerables a los efectos adversos de la droga, pero es necesario realizar más investigaciones.

Marihuana medicinal durante y después del embarazo

Algunas mujeres reportan que consumen marihuana para tratar las náuseas intensas que tienen durante el embarazo. Pero, nuevamente, no hay investigaciones que demuestren que esta práctica es segura y, por lo general, los médicos no la recomiendan.

Las mujeres embarazadas no deberían consumir marihuana medicinal sin consultar antes con su médico. Ciertos estudios realizados con animales han demostrado que aun cantidades moderadas de THC administradas a mujeres embarazadas o en el período de lactancia podrían tener efectos de larga duración en el niño, que incluyen pautas anormales de interacción social y problemas de aprendizaje.

Más información