Navidad cannabica en Canadá
Noticias

Feliz navidad 2019 en Canadá


Como consecuencia de que el cannabis recreativo en Canadá ha sido mal implementado, las autoridades anuncian que en octubre de este año legalizarán aún más este sector, sobre todo en materia de comestibles y extractos.  
Una de las mayores fallas fue que al momento de legalizarse el cannabis, prácticamente no había tiendas que lo vendieran, lo que obstaculizó las ventas y ha restringido la captación de los consumidores.

En Ontario no había ninguna tienda física de cannabis, ello a pesar de ser la provincia más grande por población del país. 
Alberta tuvo hasta hace muy poco fuertes reticencias para otorgar licencias de venta de cannabis, aunque a día de hoy ya las está otorgando. 
Los críticos dicen que el mayor error del gobierno canadiense fue su decisión de limitar en un principio la legalización de la marihuana a los aceites de flor y vape de baja potencia.  
En cambio, en California, ya en 2018 la venta de concentrados había superado a la venta de la planta tradicional. 

Se estima que el mercado negro de cartuchos de aceite de vape en Canadá tiene un valor de más de un millón de euros por año.
Todo esto podría cambiar en octubre de este año, con la llegada de una nueva ola de productos de cannabis al mercado canadiense que algunos expertos han denominado «Legalización 2.0».

La legalización 2.0 está programada para el 17 de octubre de 2019, precisamente 12 meses después de que se inició la primera fase de la legalización de la marihuana.
Esto incluirá todos los concentrados de cannabis, tales como bolígrafos y cartuchos de vape, extractos (cera, partículas y aceites, etc.), así como chocolates, bebidas y otros comestibles.

Este próximo evento impulsará significativamente el valor del mercado legal de cannabis en Canadá, mientras que al mismo tiempo erosionará la base de clientes del mercado negro, que actualmente está prosperando debido a la falta de legalidad.

La evidencia de esto ya se puede ver en mercados maduros como Colorado, California y Washington, donde los comestibles y extractos ahora constituyen casi el 60% del mercado. Si bien todavía existe un mercado fuerte para la venta de la planta en bruto, hay una nueva generación de entusiastas del cannabis que exige métodos de ingestión que vayan más allá del hábito de fumar tradicional.

Los nuevos productos comenzarán a aparecer en los estantes de las tiendas de cannabis en diciembre, debido al requisito de que los productores de cannabis envíen un aviso con 60 días de antelación a Health Canada.

Después  del 17 de octubre, los comestibles, los tópicos, que incluyen lociones, bálsamos, cremas y otros productos, los concentrados y extractos serán legales en Canadá.

La cofundadora de Olli Brands, Sarah Gillin, ya está planeando capitalizar los cambios lanzando una nueva línea de mezclas de té con infusión de cannabis para finales de este año.

No obstante el gobierno canadiense ha confirmado que habrá algunas restricciones con respecto a la cantidad de THC permitida por producto.
Al igual que las ventas de flores secas, la potencia de estos productos también deberá estar claramente etiquetada en el empaque y se limitará a solo 10 mg de THC por paquete, pero estas regulaciones ya han generado críticas de la industria del cannabis.
Además, habrá una pauta reglamentaria que restringirá las bebidas con infusión de cannabis y que establecerá que no deben mezclarse con alcohol, nicotina o cafeína.

Alta demanda de comestibles del cannabis

Se espera que la próxima fase de legalización de la marihuana genere ganancias significativamente mayores para los minoristas, lo que podría llevar a que las ventas totales excedan los 6 mil millones de euros para finales de 2019.

Los nuevos consumidores de cannabis han sido identificados personas mayores, mayoritariamente femenino y muy interesados ​​en formatos de consumo como los comestibles.

También se estima que la introducción de comestibles con infusión de cannabis amenazará a la industria del alcohol, ya que los consumidores están utilizando el producto para ocasiones de uso similares.

Sin embargo, algunos analistas predicen que los canadienses pueden enfrentar escasez de suministro ya que casi todos estos nuevos productos se crearán utilizando extractos concentrados derivados de la biomasa de cannabis. 
El mercado del cannabis probablemente experimente un grave cuello de botella en el suministro, ya que la extracción aún no se ha legalizado formalmente en Canadá, lo que limita la actividad de las empresas de extracción.

Si bien Canadá pudo haber tropezado inicialmente en sus esfuerzos por ingresar a la carrera de la marihuana, la legalización 2.0 brindará la oportunidad de ponerse al día con los competidores internacionales al abordar el problema de la mala implementación inicial que ha obstaculizado la incipiente industria del cannabis.

Más importante aún, la introducción de productos de cannabis comestibles y aceites de vape de alta potencia, ayudará a erosionar aún más la presencia de los narco-traficantes en Canadá, al mismo tiempo que ofrece una nueva y poderosa fuente de ingresos para los productores y minoristas de marihuana legales.

Como el mercado ya se está preparando para que los productos comiencen a ingresar a las tiendas en diciembre, es probable que Canadá tenga este año una muy pero que muy feliz Navidad.

Más noticias