Falta regular la venta de CBD en estancos
Noticias

En España la venta en estancos de CBD para vapear no esta regulada

El CBD es uno de los más de cien cannabinoides que posee la planta de la marihuana y que no tiene propiedades psicoactivas como el THC, que produce sensaciones buscadas en el consumo recreativo. En España la venta en estancos de CBD para vapear no esta regulada

El CBD proporciona efectos relajantes, analgésicos o antiinflamatorios, muy útiles en la fabricación de productos medicinales o cosméticos. El problema se origina en que, como componente de una planta considerada en sí una droga, cuyo uso no está regulado en España, la legalidad de su distribución y venta se encuentra en un limbo, en el que a veces, muchas, se permite o se deja pasar, y otras, no. El cannabis se vende ya en los estancos, sobre todo de Cataluña, País Vasco y Navarra, donde se ofrece uno de sus componentes, el CBD, utilizado fundamentalmente con fines terapéuticos y cosméticos. Sin embargo, el no existir una regulación sobre este aspecto ha generado mucha incertidumbre entre los estanqueros, que en muchos casos han buscado consejo con abogados especializados en cannabis, sobre todo a raíz de las frecuentes intervenciones de la Guardia Civil y de otros cuerpos de seguridad en sus establecimientos de venta.

Pero, esta es la manera cómo el CBD ha llegado a los estancos, lugar exclusivo para la venta del tabaco en España a clientes y distribuidores (hostelería, quioscos), cuya licencia concede el Estado. Como consecuencia del confinamiento con el estado de alarma, algunas empresas empezaron a ofrecer sus productos con cannabidiol a través de páginas de internet.
La Unión de Asociaciones de Estanqueros de España, a raíz de las consultas formuladas por algunos establecimientos, difundió un informe el pasado mes de junio exponiendo la postura sobre la venta de este producto emitida por el Comisionado para el Mercado de Tabacos, el órgano del Ministerio de Hacienda encargado de administrar y supervisar la red de expendedurías en el que se advertía a los dueños de estancos que la venta de estos productos «no cuenta con la autorización, aprobación o aceptación del ente comisionado» y deja abierta la posibilidad de iniciar «acciones legales, incluso penales» contra quienes no lo cumplieran. Por consiguiente, su comercialización no cuenta con la autorización del Comisionado.

En algunas comunidades, la Guardia Civil comenzó a intervenir y se confiscaron cerca de 1.800 unidades de vapeo y otros productos con CBD,  la mayoría en estancos de Navarra.
También en Madrid la Policía Municipal ya ha realizado intervenciones en establecimientos del centro y de Carbanchel donde se vendía cannabidiol.

Estas operaciones causaron gran preocupación entre los estanqueros que se han decidido a vender CBD en sus establecimientos y han empezado a consultar a despachos de abogados especializados en estos asuntos para saber qué pueden hacer y, más que nada, a qué se exponen si las fuerzas de seguridad han intervenido sus productos. Diversos bufetes de abogados han recibido innumerables consultas desde Euskadi y Catalunya de estanqueros solicitando asesoramiento. Sin embargo, la respuesta no es fácil, porque el entramado legal nacional e internacional que pesa sobre el cannabidiol ofrece multitud de interpretaciones.
Uno esos despacho sostiene que aunque el producto a la venta tenga un componente psicoactivo THC superior al 0,2% (límite a partir del que se podría hablar de un delito contra la salud pública),  no se cumpliría con el artículo 368 del Código Penal que exige la afectación a la salud pública. Para ello,  pone como ejemplo una sentencia del Tribunal Supremo en que se estableció que para considerarse un delito, la sustancia intervenida tiene que poder producir efectos psicoactivos. Por lo cual, aunque dicho producto tuviera un índice THC superior al 0,2%, no se podría hablar de un tipo penal.

Además, los abogados consultados consideran que a consecuencia del art. 28 de la Convención de Estupefacientes de 1961 se establece que puede haber más fines industriales u hortícolas distintos porque lo que importa es que la sustancia estupefaciente no pueda provocar efectos psicoactivos o tóxicos al estar desnaturalizada.

Leer acerca:   En EEUU en 2020 se comprarán más de 50 mil millones de euros en marihuana ilegal

En el año 2017, la OMS (Organización Mundial de la Salud) emitió un informe en el que se considera al cannabidiol como un componente relativamente seguro y no adictivo que podría usarse con fines terapéuticos en algunos tipos de enfermedades como las convulsiones producidas por la epilepsia. No obstante, este organismo recomendó que se siguiera haciendo investigaciones que determinaran su baja toxicidad y a principios de 2019 propuso a la ONU excluir de las listas de fiscalización internacional de estupefacientes a los preparados que contengan CBD y no más del 0,2% de THC.

No obstante, el Ministerio de Hacienda (de quien depende el Comisionado del Mercado de Tabacos), al ser preguntado sobre la venta del CBD en estancos señala que quien tiene que pronunciarse sobre este tipo de productos con carácter general son las «autoridades sanitarias» ya que ellos consideran que el cannabidiol no es un producto de tabaco del Gobierno. Por ello, afirman que en un estanco se puede vender cualquier producto o servicio que no afecte la seguridad del usuario, y siempre después de haber hecho una declaración de responsabilidad ante el Comisionado.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad manifestó que el CBD procedente de la planta de cannabis es considerada una sustancia estupefaciente y por consiguiente su producción, fabricación, exportación, importación, comercio, uso y posesión debe limitarse a fines médicos y científicos cuyos productos deben estar autorizados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitario. El resto de productos, expresa Sanidad, es contrario a los tratados de fiscalización internacional de drogas y la normativa nacional aplicable en este asunto.
El Ministerio también se basa en el informe del Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías que en el año 2018 se expresó sobre el uso de cannabis y cannabinoides afirmando que el consumo de CBD «no está desprovisto de riesgos».

Cabe destacar que pese a la opinión de las autoridades sanitarias, tributarias y de seguridad españolas que se oponen de una u otra manera a la venta de CBD, se sigue distribuyendo en los estancos, en tiendas especializadas y en páginas de internet sin que se sepa su procedencia ni su garantía de consumo debido a una total falta de regulación. Además, se da la circunstancia de que se considera que fumar flores de cannabidiol tiene un efecto ansiolítico y relajante que reduce la ansiedad del adicto al tabaco y le quita las ganas de fumar un cigarrillo.

Pero, y como si todo esto no fuera suficiente, una reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha complicado aún más la maraña de interpretaciones legales que rodea al CBD avalando la comercialización en Francia de cannabidiol importado de Chequia al creer que si se prohibiera se estarían vulnerando las normas sobre libre circulación de mercancías, al margen de concluir que ese activo de la marihuana no es una droga.

En consecuencia, y de acuerdo a este fallo judicial, un país de la Unión Europea no puede prohibir la comercialización de CBD legalmente producido en otro estado miembro, aunque su prohibición podría estar justificadas por motivos de protección de la salud. Esta sentencia podría obligar a España a permitir la importación de productos de cannabidiol que se fabriquen en otros países comunitarios donde el uso del cannabis medicinal ya está regularizado como Alemania o la República Checa y todo esto teniendo en cuenta lo complicado que resulta establecer los límites máximos de THC legales que varía según cada país, por ejemplo en Suiza es del 1%, el 0,2% en España o el 0,6% en Italia.

Más noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Sitio de negocios S.L.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Loading que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad