Cierran cafeterías de marihuana en Holanda
Información

El fin de los Coffe Shops en Amsterdam

Cuando los visitantes internacionales puedan regresar a los canales que atraviesan las calles medievales de Ámsterdam, es posible que solo encuentren fuera de la ciudad una de las famosas atracciones turísticas de la capital holandesa, será una señal de que ha llegado el fin de los Coffe Shops en Amsterdam.

La alcaldesa de Ámsterdam, Femke Halsema, quiere prohibir a los turistas extranjeros la entrada a los cafés de cannabis para abordar el comportamiento antisocial y llevar la ciudad a un nivel superior.

Los propietarios de las legendarias cafeterías de Ámsterdam están retrocediendo. Le han dicho a la BBC que si a los turistas se les prohíbe la entrada a los establecimientos regulados, serán empujados a las manos de los despiadados gánsteres de la droga en las calles.

Ámsterdam es famosa por una variedad de cosas, incluida su próspera vida nocturna (barrio rojo, cafés y bares de cannabis) que atrae a 20 millones de turistas al año.
Al igual que el resto de los Países Bajos, la capital se encuentra actualmente bloqueada por el Covid.

No obstante, no son pocos los residentes preferirían que su vida posterior al Covid se pareciera a su estado actual, en lugar de volver a lo que era antes.
Bernadette de Wit quiere deshacerse de lo que ella llama «turistas de bajo valor», incluidas las jóvenes británicas «disfrazadas de penes rosas, que carecen de toda disciplina».

Bernadette se tambalea para representa cómo actúan algunos visitantes desde la madrugada en adelante, orinando en la calle y vomitando en los jardines.

La alcaldesa tiene un plan. Ella cree que cortar el alma del turismo cannábico disuadirá a ese tipo de visitantes y reducirá el tipo de conductas que a menudo se asocian con ellos. La mayor parte de los Países Bajos ya exige que los visitantes de las cafeterías muestren un comprobante de residencia, pero la regla no se aplica en la capital.

El ayuntamiento ya ha probado otros métodos para reducir la presión que conlleva el «turismo excesivo». Los alquileres de vacaciones estilo Airbnb fueron prohibidos recientemente en el centro histórico, y el futuro del barrio rojo está en discusión con propuestas para crear una zona de sexo en las afueras.

En Amsterdam solo quedan ocho coffes shops

Dentro del café Greenhouse de Joachim Helms, las paredes resplandecen con fotos de él abrazando a clientes famosos, desde Rihanna hasta Richard Branson, Snoop Dogg y Miley Cyrus.

Joachim dice «He vivido aquí toda mi vida» y las personas que vienen a fumar marihuana no son las que causan el alboroto».

Sacar a los turistas de las cafeterías de cannabis puede ser más sencillo de imponer que abordar vuelos y alojamiento baratos, pero cree que no es la forma de mejorar Ámsterdam para los lugareños.

Leer acerca:   Puede el cannabis arruinar tu dentadura?

Las regulaciones holandesas en temas de marihuana son contradictorias han creado lo que se conoce como una política de «puerta trasera»: la producción de cannabis es ilegal, pero las cafeterias autorizadas pueden venderlo y aunque técnicamente se trata de un delito, la venta de pequeñas cantidades es «tolerada».

Esta política significa que las cafeterías compran sus existencias a los cultivadores criminales clandestinos, que en su mayoría las cultivan ilegalmente en los Países Bajos o las contrabandean desde lugares como Marruecos, Jamaica, Colombia y Tailandia.
Joachim y otros propietarios le han dicho a la BBC que su reputación está siendo dañada por regulaciones inconexas. Se están realizando experimentos en 10 ciudades que permiten a un pequeño número de cafeterías comprar sus productos a cultivadores de cannabis holandeses autorizados. Joachim agrega: «Vemos que otras ciudades avanzan mientras nosotros nos quedamos atrás. Es malo para Ámsterdam: una ciudad liberal y tolerante en realidad está retrocediendo», se queja. ¿Podrían los comerciantes callejeros atacar a los turistas?
La BBC preguntó a la autoridad local de Ámsterdam qué opinaba de la advertencia de los propietarios de cafeterías de que prohibir la entrada de visitantes a sus instalaciones simplemente trasladaría el problema a las calles de la capital.
El ayuntamiento respondió diciendo: «Un mercado de cannabis en crecimiento que genera ganancias cada vez mayores es cada vez más vulnerable a la actividad delictiva.
La política de tolerancia actual dificulta que los operadores de cafeterías no mantengan vínculos con proveedores ilegales.

Mark Jacobs, que dirige The Rookies Club en una calle estrecha a la sombra del Rijksmuseum, cree que los planes del alcalde alimentarán el mismo comportamiento criminal y antisocial que el consejo está tratando de combatir. «Los traficantes duros son los que van a estar contentos: chicos brutales». «A la 01:00 tengo que cerrar las puertas, luego hay traficantes esperando, no les importa lo que te vendan, ni lo que pase para ti. «No será seguro en las calles como lo es ahora. Aparecerán nuevos Al Capones y surgirán los nuevos comerciantes, serán miles «.

Las cafeterías de cannabis juegan un papel importante en la protección de los jóvenes, según Joachim Helms, quien teme que de lo contrario podrían terminar como mulas de la droga o vendiendo Drogas en la calle.
Pero algo esta claro, muchos residentes no lo ven de la misma manera y están como la policía y los fiscales a favor de controles más estrictos.
Es muy probable que muy pronto los visitantes extranjeros no puedan ingresar a los cafés de cannabis de Ámsterdam.

Más noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Sitio de negocios S.L.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Loading que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad