Raíces planta de cannabis
Cultivos

El cuidado de las raíces de la planta de cannabis.

Las raíces son lo primero que entra en contacto directo con el medio de cultivo circundante después de la germinación. 
Hay tres tipos de raíces del cannabis: la raíz principal, las raíces fibrosas y  las raíces adventicias, que pueden brotar de las partes aéreas de la planta, como el tallo, y crecer hacia el sustrato, aunque estas son menos comunes y solo crecen en ambientes con niveles de humedad altos y constantes. 
Cuidar las raíces del cannabis significa obtener plantas saludables

Estructura de la raíz

El sistema de raíces tiene una estructura piramidal. 
La raíz principal crece verticalmente en el suelo y sus ramificaciones secundarias se extienden por todo el sustrato. A su vez, estas raíces secundarias desarrollan pequeñas ramificaciones, llamadas capilares, que son responsables de la recolección y el transporte de agua y nutrientes para toda la planta.

Las raíces siempre mantienen la misma estructura de crecimiento (raíz principal, raíces secundarias y capilares), pero su método de colonización del sustrato puede variar según su composición y granulometría. Si utiliza un sustrato compacto, las raíces tendrán serias dificultades para expandirse, ya que no encontrarán huecos para crecer, lo que ralentizará la colonización del sustrato y, por lo tanto, el crecimiento de la planta.

Este es un problema común entre los cultivadores que no tienen el sustrato correcto  para el cultivo de cannabis . 
Hay que tener en cuenta que un sustrato específico puede ser adecuado para un tipo de planta, pero no para otros. 
Si usas el sustrato erroneo, tus plantas crecerán muy lentamente, con formas sueltas y con poco follaje. También tendrán más probabilidades de sufrir problemas asociados con el  exceso de riego o durante un período de sequía.

Este interesante diagrama muestra la forma y estructura del sistema de raíces de una planta de cannabis (Fuente: Wikimedia)

Funciones de las raíces.

Las raíces forman los cimientos de las plantas, de allí la importancia de cuidar las raíces adecuadamente. Además, realizan funciones vitales  como mantener la planta en posición vertical y firmemente anclada al suelo. 
Si el sistema radicular está pobremente desarrollado, la planta necesitará algún tipo de apoyo para evitar que se caiga, especialmente durante la fase de floración que es cuando las ramas tienen que sostener más peso debido a la formación de brotes.

La absorción de agua y nutrientes es otra función vital de las raíces. Es de suma importancia que nuestras plantas de cannabis estén bien alimentadas para poder producir flores grandes y pesadas. 
Si la planta no tiene un sistema de raíces bien desarrollado durante su fase de floración la producción de brotes podría reducirse.

Microorganismos y su interacción con las raíces.

Las raíces viven dentro del sustrato, pero no están solas. El sustrato es fácilmente la parte de la planta con mayor cantidad de vida.
Es un medio donde millones de microorganismos pertenecientes a las familias de hongos, algas, protozoos y bacterias coexisten con todo tipo de flora y fauna, todos ellos desempeñando funciones importantes y vitales en la zona radicular.

En este caso, nos concentraremos en los microorganismos que son beneficiosos para la planta de cannabis, como ser la Trichoderma, Endomycorrhiza y Rhizobacteria .

Las raíces absorben los alimentos del sustrato y los transfieren al resto de la planta, donde se convierten en energía para llevar a cabo  funciones metabólicas. Existe una interacción simbiótica entre hongos como Trichoderma o endomicorrizas, entre otros, y las raíces. Estos hongos beneficiosos se establecen en las raíces capilares y a medida que los colonizan, crean una red de absorción de nutrientes mucho más rápida y eficiente.

Los hongos beneficiosos son un excelente suplemento de cultivo, especialmente para los cultivadores que usan fertilizantes orgánicos, ya que hacen que los nutrientes sean más asimilables y más fáciles de absorber por las raíces. Al ser absorbidos más fácilmente por la planta, también promueven un crecimiento vigoroso y una floración abundante.

Otra ventaja de usar hongos como Trichoderma es proteger la planta contra otros hongos que podrían devastarlos, incluyendo el temido pitio y el fusarium, ambos hongos son mortales para la planta de cannabis. Una vez establecido en el sustrato y las raíces, el beneficioso hongo Trichoderma no dejará espacio para otros hongos dañinos para las raíces y estará cuidando la planta de cannabis de forma adecuada

Crecimiento de las raices

La expansión de la raíz se produce principalmente durante el crecimiento de la planta. Durante los primeros días / semanas / meses en la vida de una planta, las raíces crecerán tanto como puedan y desarrollarán un gran número de raíces secundarias y capilares, de modo que durante el período de floración podrán absorber una gran cantidad de plantas proporcionando altos rendimientos.

Durante el crecimiento y expansión de la raíz, es importante tener el mayor cuidado al regar . La raíz siempre está buscando agua o humedad dentro del sustrato, y no se detendrá hasta que la encuentre. Del mismo modo, cuando el sustrato está muy húmedo, la raíz no necesita ir en busca de agua para crecer y en consecuencia tampoco lo hará la planta. 
Esto es muy común en las cepas auto-florecientes con un ciclo de vida corto de unas pocas semanas; cualquier error cometido durante este tiempo tendrá un efecto negativo en el tamaño final de la planta y el rendimiento de la flor.

Por esta razón, es crucial respetar los ciclos de humedad y sequedad adecuados  durante todo el período de crecimiento para obtener un sistema de raíces potente y vigoroso, capaz de absorber grandes cantidades de nutrientes, lo que finalmente resulta en una planta grande con una producción de cogollos muy grande.

Raíces durante la floración.

Una vez que las raíces se han expandido para colonizar completamente el contenedor y la fase de floración ha comenzado, no crecerán al mismo ritmo que lo hicieron durante la etapa vegetativa. Esto ocurre cuando la planta comienza a desarrollar sus primeras flores, que es después de 2 semanas.
A partir de este momento puede dejar de usar estimuladores de raíz, pues ya no es necesario.

La planta no deja de desarrollar raíces durante el período de floración, pero lo hace de una manera mucho más lenta. Esto significa que necesitará mantener el sistema de raíces en las mejores condiciones posibles para que la planta pueda crear grandes cogollos. Todas las raíces afectadas por la falta de agua o la pudrición de la raíz se perderán, lo que perjudicará la capacidad de la planta para absorber nutrientes y, por lo tanto, producirá bajos rendimientos.

Enjuagando plantas de cannabis.

Enjuagar sus plantas es un proceso simple que es vital para cosechar brotes de alta calidad sin exceso de nutrientes que pueda alterar su sabor y olor.
El enjuague adecuado aumenta la calidad de las yemas.

El proceso es sencillo: riegue sus plantas de cannabis con abundante agua para eliminar los nutrientes retenidos en el suelo. Si sus plantas recibieron grandes dosis de nutrientes durante la floración, deberá enjuagarlas adecuadamente durante aproximadamente dos semanas..

Posibles causas de muerte de la raíz.

Las raíces son una parte muy resistente de la planta, pero si algo va muy mal con ellas, podría terminar matando a toda la planta.Hay dos causas principales que generalmente están relacionadas con la muerte de las plantas: el exceso de riego y la sequía.
Estas dos causas son de capital importancia para el cuidado de la planta de cannabis y lo explicaremos en un próximo artículo.

Más información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Sitio de negocios S.L .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Loading.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.